miércoles, 30 de enero de 2019

NUESTRA SEÑORA DE SUYAPA

Fiesta: 3 de febrero




Nuestra Señora de Suyapa es la patrona de Honduras, se trata de una pequeña pero muy milagrosa imagen de madera de la Virgen María de tan sólo 6,5 centímetros.
En el año 1747, unos jóvenes de Suyapa que habían ido a trabajar, al atardecer regresaban a su casa y los agarró la noche a mitad de camino, en la quebrada de Pilingüín. Allí se acomodaron para dormir. Uno de los jóvenes labradores sintió que un pequeño objeto le molestaba el costado por donde descansaba y, creyendo que era algún fragmento de raíz o alguna piedrecilla, lo tiró lejos de sí. Tan pronto como intentó dormirse sintió otra vez el mismo estorbo y, palpándolo, advirtió que era el mismo objeto que hacía poco había repudiado, por lo que se conformó con echarlo en su mochila.
Al llegar a su casa al otro día, todos se sorprendieron al ver que el inoportuno objeto era una pequeña escultura en madera de la Santísima Virgen María.
Así fue como en la casa de estos jóvenes comenzó el culto a esta imagen de la Virgen. La imagen se hizo popular y su intercesión comenzó a obrar numerosos milagros. Se le construyó una ermita, luego una capilla y hoy ya tiene su Basílica.
En la actualidad la imagen está cubierta por una vestidura, y al frente de la imagen se encuentran dos aros cerrados de plata en forma de número ocho del que salen los rayos que rodean a la Virgen.
Su exaltación como patrona de Honduras la hizo su santidad el Papa Pío XI en 1925 siendo Arzobispo de Tegucigalpa monseñor Agustín Hombach prelado que decretó ese año el 3 de febrero como el día de la celebración patronal.

miércoles, 23 de enero de 2019

BEATO MANUEL DOMINGO Y SOL

Fiesta: 29 de enero.






Manuel Domingo y Sol nació en Tortosa (Tarragona - España) el día 1 de abril del año 1836. A la edad de 15 años ingresó en el seminario diocesano. Fue ordenado sacerdote en Tortosa el día 2 de junio de 1860 a la edad de 24 años. Durante los primeros 13 años de su sacerdocio, fue misionero diocesano, párroco, confesor de Religiosas –levantó tres conventos de religiosas de clausura- y profesor. Se dedicó, sobre todo, al apostolado con la juventud. Construyó un Centro para jóvenes, y fundó la primera revista juvenil católica de España.
En el mes de septiembre de 1873 comenzó la tarea ingente de su vida, la formación de los seminaristas. El 11 de abril de 1879 inauguró “Colegio de San José para Vocaciones
Sacerdotales” con 300 jóvenes seminaristas.
En 1883 Manuel vio con claridad la fundación de una Hermandad de Sacerdotes Operarios Diocesanos que, con acentuado espíritu de Reparación, se dedicaría a la formación de futuros sacerdotes. La Hermandad fue aprobada por el Obispo de Tortosa el día 17 de mayo del año 1883.
La espiritualidad del Beato Manuel Domingo y Sol se cifra en el espíritu de Reparación al Corazón de Jesús, principalmente en la vivencia de la Eucaristía. Era un ardiente enamorado de la Eucaristía.
Murió el día 25 de enero de 1909. Fue beatificado el 29 de marzo de 1987, en el Vaticano por el Papa san Juan Pablo II.

miércoles, 16 de enero de 2019

SAN MARIO

Fiesta: 19 de enero.





San Mario fue un notable persa que junto con su esposa Marta y sus hijos, Audifaz y Abaco, se convirtió al cristianismo hacia el año 250. A semejanza de los primeros cristianos, distribuyó toda su fortuna entre los pobres. Luego, con su familia partió a Roma en peregrinación para visitar la tumba de los apóstoles Pedro y Pablo, precisamente cuando el emperador Claudio iniciaba la persecución de los cristianos. Mario, su esposa y sus hijos se dedicaron entonces a visitar a los cristianos presos y recoger y enterrar los cuerpos de los numerosos mártires que caían en el anfiteatro romano. Al ser descubiertos fueron ellos también martirizados y murieron el 20 de enero del 260.

miércoles, 9 de enero de 2019

NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO CRUCIFICADO DE ESQUIPULAS

Fiesta: 15 de enero




Nuestro Señor Jesucristo Crucificado de Esquipulas, es una imagen milagrosa que se venera en Guatemala, en la ciudad de Esquipulas.
Fue realizada en Guatemala, en 1594, por taller del artista Quirio Cataño. Se trata de una talla de madera que presenta un color negro producido por el humo de las velas.
Desde el primer momento la imagen causó en todos los fieles gran fervor religioso y devoción. Comenzaron a pedir al Señor, por medio de la imagen del crucificado, favores y milagros. Los milagros no tardaron en a aparecer, y con el tiempo se iban acentuando cada vez más... se realizaban procesiones y peregrinaciones hasta el lugar donde estaba el Cristo.
Hoy su devoción ha crecido por todo el país y por los países vecinos.
A finales del siglo XVIII le agregaron al Cristo Crucificado las imágenes al pie de la cruz de la Virgen María, santa Magdalena y san Juan Evangelista.