miércoles, 13 de enero de 2021

NUESTRA SEÑORA DE ALTAGRACIA

Fiesta: 21 de enero. 




Nuestra Señora de Altagracia es la patrona de República Dominicana. La imagen se trata de una pintura realizada probablemente en Sevilla en los primeros quince años del siglo XVI (es decir entre 1500 y 1515) y que ha tenido cinco restauraciones de importancia, la última en 1978. No se sabe quién la pintó ni se sabe bien cómo fue que llegó a la Isla de República Dominicana, ya que fue en esa isla del Nuevo Mundo donde se plantó la primera cruz en América, donde se celebró la primera misa, donde se recitó la primera Avemaría, y de donde partió la irradiación de la fe a las otras islas cercanas, para de ahí extenderse a tierra firme. 

El santuario de Altagracia está situado en la Villa de Higüey. Desde el año 1502 se le rinde culto a la imagen que tiene el privilegio especial de haber sido coronada dos veces, por el papa Pío XI y el papa san Juan Pablo II. 

El cuadro representa un “Belén”, el niño Jesús recostado, la Virgen María que lo contempla y adora y san José atrás. Del niño sale un “rayo de luz” blanco. El nombre de Altagracia se le da a María en esta imagen porque la gracia más alta jamás otorgada a un ser humano es la de ser la Madre de Dios. La pintura es también un icono con muchos elementos con significados catequísticos. 

Se trata de una imagen muy milagrosa. El primer documento que existe que habla de la Altagracia es de 1569 y menciona tres milagros. Y desde entonces han sido incontables. Antiguamente la fiesta se celebraba el 15 de agosto, hasta que en el año 1691 se desató una batalla contra unos invasores, en donde los Higüeyanos que participaron ofrecieron celebrar el recuerdo de aquella fecha si obtenían victoria. La victoria se dio, y además todos volvieron sanos y salvos. Para dar gracias se celebró la misa el 21 de enero de 1692, y así quedó esa fecha como de fiesta para agradecer a Nuestra Señora de Altagracia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario