miércoles, 10 de abril de 2019

NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES

Fiesta: 15 de septiembre







La memoria de Nuestra Señora de los Dolores recuerda a la madre de Jesús, que de pie junto a la cruz de su Hijo, estuvo íntima y fielmente asociada a su pasión salvadora. Fue la nueva Eva, que por su admirable obediencia contribuyó a la vida, al contrario de lo que hizo la primera mujer, que por su desobediencia trajo la muerte.
Los Evangelios muestran a la Virgen Santísima presente, con inmenso amor y dolor de Madre, junto a la cruz en el momento de la muerte redentora de su Hijo, uniéndose a sus padecimientos, mereciendo por ello el título de Corredentora.
Este día se acompaña a María en su experiencia de un muy profundo dolor, el dolor de una madre que ve a su amado Hijo incomprendido, acusado, abandonado por los temerosos apóstoles, flagelado por los soldados romanos, coronado con espinas, escupido, abofeteado, caminando descalzo debajo de un madero astilloso y muy pesado hacia el monte Calvario, donde finalmente presenció la agonía de su muerte en una cruz, clavado de pies y manos.
La Virgen Dolorosa nos enseña a tener fortaleza ante los sufrimientos de la vida. Encontramos en ella una compañía y una fuerza para dar sentido a los propios sufrimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario